La tubería para malla se forma en frío y es soldada por resistencia eléctrica. La anterior se presenta en hierro negro o galvanizado. Tiene diferentes aplicaciones. Por ejemplo, es funcional en la industria automotriz, juegos infantiles, bicicletas, muebles, artículos del hogar, equipo hospitalario,...